Comiendo saludable con tus hijos



Comer saludable puede ser complicado, sobre todo cuando tenemos niños pequeños. ¿Cómo podemos hacer para motivarlos a comer mejor? El portal Deliciously Ella entrevistó a Calgary Avansino, autora de las secciones de bienestar en British Vogue (y de su propio sitio web), para averiguarlo.

Los tips de Calgary para comidas de niños saludables

1. Hazlo bien desde el principio

Nunca es demasiado temprano para motivarlos a comer bien. Desde el momento en que dejen la leche, acostúmbralos a comer verdura primero. No hay razón por la que prueben la fruta antes, ¡acostúmbralos a lo saludable desde los primeros seis meses de vida! Si ya no lo hiciste, no te preocupes – solo enfócate en en cambiar sus hábitos tan pronto como sea posible. Las actitudes hacia la comida se aprenden desde pequeños, así que acompaña sus comidas con puré de vegetales, espinaca o smoothies y verás que cuando crezcan estarán acostumbrados a disfrutar de la comida saludable.

Comiendo Saludable con tus hijos
Cortesía de DeliciouslyElla.com
2. Predica con el ejemplo

Si quieres que tus hijos coman bien, debes ser el/la primero/a en tomar la iniciativa. No puedes esperar que cenen lenteja mientras tú te regocijas con una pizza. Las acciones hablan más que las palabras.

3. Limpia tu alacena

Si tú y tus hijos tienen hambre y hay muchas opciones no saludables, obviamente se inclinarán por éstas. Si no hay tentación, no hay razón por la que tengas que discutir con ellos por qué no está bien cenar una barra de chocolate. Además, tendrás paz mental cuando los veas husmeando en la cocina ;).

4. Busca azúcares ocultas

Además de los dulces, panqués y chocolates hay muchas cosas que son altas en azúcar: jugos de fruta, cereales “saludables”, fruta enlatada, barras de snack, fruta seca, aderezos y muchos otros productos marcados como “bajos en grasa” y “light”. Empieza a leer las etiquetas de todo lo que compras – o mejor aún – no compres muchas cosas que traigan etiqueta. Cuando busques ingredientes, asegúrate de notar las azúcares escondidas inteligentemente: glucosa, maltosa, fructosa, sucarosa, dextrosa, concentrado de fruta, melazas, sorbitol, xilosa y jugo de caña (¡y éstos solo son unos cuantos nombres!),

nina-comiendo

5. Dale con todo al desayuno

Investigaciones recientes demuestran que los cereales para desayuno de niños pueden contener hasta tres cucharadas de azúcar por porción. Eso es el equivalente a poner dos panqués y medio de chocolate en sus platos cada mañana. Aléjate de los cereales azucarados, panquecitos, barras, untables y demás; encuentra opciones deliciosas y nutriticas como avena, granola casera baja en azúcar, huevos u omelettes, pan tostado con jitomate y queso o incluso un delicioso Smoothie verde. Hay muchas opciones ricas y rápidas.

 

 

Consulta los otros cinco consejos en Deliciously Ella ¡y una vez que te animes ven a Giornale a probar nuestros Green Giornale Smoothies! Prepáralos como más te gusten con una gran variedad de jugos, leches, verdes, superfoods y más ingredientes deliciosos.


¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!